Repercusión Histórica y Social de la Patrona de Algeciras

La advocación mariana de La Palma ha sido una constante en la ciudad portuaria de nuestra Algeciras, al manifestarse en diferentes momentos y contextos históricos del municipio.

La iconografía derivada de la advocación a la Virgen de la Palma se encuentra fuertemente ligada a la historia de la actual ciudad de Algeciras. Esto se debe a que en diferentes momentos de su historia esta advocación ha influido en la cultura material e inmaterial de la Ciudad. La primera vez que aparece una imagen de esta tipología fue en el S. XIII, cuando un Domingo de Ramos el Rey Alfonso XII conquista la Ciudad de “Al-Yazira Aljandra” entronizándola en la mezquita principal y consagrándola posteriormente como iglesia bajo la advocación de Santa María de la Palma como símbolo de Triunfo.

Tras esta conquista, aquella iglesia fue eregida Catedral por el Papa Clemente VI hasta que en 1369 los granadinos cercasen y rindieran la ciudad, perdiéndose con ello la primitiva imagen de la Virgen de la Palma. Tras estos acontecimientos se desconoce el paradero de la imagen.

Existen diferentes teorías que especulan acerca del recorrido de la imagen una vez tomada y destruida la ciudad, entre ellas la que menciona que fuera trasladada a Tarifa llegando a considerarse su patrona. Dicha identificación generó un expediente por parte del Obispado de Cádiz que concluyó negando la posibilidad de que esta imagen fuese la primitiva imagen de la Virgen de la Palma Algecireña, entre otros motivos, porque por su cronología debía ser de estilo gótico, no siendo este el caso de la Virgen de Tarifa. Otra hipótesis apunta a que la primitiva imagen de la Virgen dela Palma sea la actual Virgen de la Merced, Patrona de Jerez de la Frontera. Esta teoría la recoge Juan de Lastra Terry en su libro “La merced,Patrona de Jerez”; quien narra que, cuando en 1369 fue entregada la ciudad de Algeciras a los musulmanes, un soldado tomó la imagen de la Virgen y se la llevó a Jerez, rogando a los monjes del Convento de la Merced que la guardasen allí hasta que pudiera volver a recogerla, cosa que nunca ocurriría.

Sin embargo la Leyenda más famosa y cercan a todos los Algecireños es, la referida a la imagen que actualmente rige el altar mayor del Templo de Nuestra Señora de La Palma. Se dice que hacia mediados del siglo XVIII esta escultura fue transportada en barco desde Italia hasta Cádiz, pero debido a un fuerte temporal se vieron obligados a atracar en el puerto de Algeciras. Cuando las aguas se calmaron, el barco intentó reanudar su marcha, de nuevo otro temporal les sorprendía. Entonces, al saber que el barco llevaba consigo una imagen de la Virgen de la Palma, decidieron dejarla en la Ciudad, calmándose entonces las aguas y pudiendo reanudar así su viaje. Desde entonces la Virgen se quedó para siempre en Algeciras decidiéndose recuperar el culto que se le hiciera antaño nombrándola patrona y alcaldesa perpetua de la Ciudad.

Según la teoría elaborada por el investigador y profesor Carlos Gómez de Avellaneda, esta imagen pudo haberse realizado para ser expuesta sobre una columna a modo de triunfo (una de las aceptaciones que se le da a la simbología de la Palma). Esta teoría se apoya en que a principios del S.XVIII era muy usual que Génova enviase esculturas, altares y portadas de mármol al Sur de España. Por tanto, uno de esos barcos pudo verse dañado o naufragado por su paso por el estrecho, llegando a manos de los Algecireños, que aprovecharon la oportunidad y se apropiaron de la carga. Por otro lado durante unas excavaciones que se hicieron en los alrededores de la Parroquia, se encontró un fragmento de columna estriada, actualmente en propiedad de un particular, y la pieza frontal de un pedestal, que se conserva en la parroquia y que muestra la siguiente inscripción: “SICVT PALMA EXALTATA SVM IN CADES” que significa “Como un árbol de Palma soy venerada en Cádiz”. Debido a esta inscripción se toma la hipótesis de que la imagen en origen se ubicaba en una columna.

Tras los actos bandálicos que sufrió el Templo de la Palma, la talla de la virgen de la Palma se restauró en 1932 en los talleres de Navas Parejo (Granada).

 

Imagen de procesión de la Palma la cual actualmente preside el altar mayor del templo

En adición a las representaciones descritas previamente, en la Parroquia de la Palma se conserva una reproducción de bulto redondo en madera policromada de la imagen escultórica descrita anteriormente. Esta talla es la que actualmente se utiliza para los actos procesionales o de culto en el exterior, en el lugar de portar la imagen original.

Talla de la Palma que se utiliza para cultos externos

Deja un comentario