Un Pregón muy religioso y musical acelera la cuenta atrás de los días grandes

* El Teatro Florida acogió la celebración del Pregón Oficial de Semana Santa de Algeciras, a cargo del Rvdo. Pbro. Juan José Marina Janeiro.

La Banda Sinfónica «Amando Herrero» se encargó de amenizar el pregón, con la interpretación de marchas durante su recitación.

La cuenta atrás es imparable. El próximo domingo ya será Domingo de Ramos. Esta mañana se produjo uno de los actos centrales de la cuaresma: el Pregón Oficial de la Semana Santa, que este año ha corrido a cargo del Vicario Episcopal del Campo de Gibraltar y párroco de la Iglesia de Ntra. Sra. de La Palma.

«Lo bueno, si breve, dos veces bueno». Esta frase podría resumir el acto. Unos minutos antes del mediodía, el Teatro Florida aguardaba la recuperación del anuncio de la Semana Mayor. Unos minutos después de las 12 del mediodía, se produjo la entrada del pregonero y la comitiva de autoridades civiles y religiosas al escenario.

Primero, el Director Espiritual del Consejo Local, el Rvdo. Pbro. Rubén Vargas Candón tomó la palabra en el atril para dirigir el rezo del Ángelus, una tradición consolidada en los últimos años. A diferencia de anteriores ediciones, la música se hizo esperar, por lo que se llevó a cabo la presentación del pregonero, a cargo de Dña. María Dolores López Rodríguez. En todo momento, la presentadora destacó el papel del pregonero como un hombre de fe que sintió la llamada del Señor para ejercer el ministerio sacerdotal y su capacidad para hacer llegar la palabra del Señor a todo tipo de personas y ambientes.

Ataviado con una capa española, una usanza tradicional en el sacerdocio español para las grandes ocasiones, Juan José Marina se asomó al atril para anunciar la Semana Santa de Algeciras. En los primeros compases de su intervención, se sucedieron los agradecimientos y el llamamiento a la ciudad de Algeciras para que disfrute su Semana Santa, pese a la pandemia y los planes de Putin.

Su Pregón estuvo marcado por una historia y un relato que suelen pasar desapercibidos. Los desgarros de la Virgen María en el Santo Sepulcro durante el Sábado Santo, creándose un recorrido emocional por los pasajes de la Pasión de Cristo, con un especial detenimiento para aquellos misterios presentes en nuestra Semana Santa.

El aspecto más novedoso vino marcado por intercalar las intervenciones con la interpretación de las marchas. En concreto, sonaron el Ave María de Caccini, «Mi Amargura», «Costalero» y «Esperanza de Triana Coronada» como colofón.

Por último, tirando de ingenio y creatividad, Marina dio forma a una Junta de Gobierno celestial, a modo de homenaje por las dolorosas pérdidas de grandes cofrades  ocurridas durante los últimos años. En definitiva, un Pregón corto y directo al pueblo que acorta la espera de lo inevitable: el inicio de la Semana Mayor .

Deja un comentario